Editorial

                       

Comunicado público 

  1° Jornadas por la defensa de los territorios… Fuera IIRSA-COSIPLAN

 

La Serena, 29 de septiembre de 2017

 

Durante los días 26, 27 y 28 de septiembre diversas colectividades e individualidades del sur y norte de la región chilena, nos encontramos en las “Jornadas por la defensa de los territorios… Fuera IIRSA-COSIPLAN”. En relación a dicho evento manifestamos que:

 

– Las jornadas fueron un espacio/tiempo de intenso trabajo colectivo. El programa contempló conversatorios, talleres, proyecciones, foros y asambleas. Estas actividades privilegiaron el debate situado y el intercambio de experiencias de resistencia ante el avance extractivista asociado a la iniciativa de Infraestructura de Integración Regional Sudamericana (IIRSA) del Consejo Sudamericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN). Con estas actividades abrimos un proceso de articulación de colectividades e individualidades, que esperamos se materialice en trabajos futuros.

– Un objetivo clave de las jornadas, fue el tejer redes de apoyo y solidaridad entre afinidades ligadas a la defensa territorial. En este sentido, se concretaron lazos de trabajo colectivo y articulación de futuras actividades para nutrir los procesos de defensa territorial y de construcción contracultural, rescatando las experiencias de lucha de cada territorio.

– La convocatoria a las jornadas fue muy amplia, contamos con participantes de Arica, Antofagasta, Vallenar, Huasco, Santiago, Valparaíso, Viña del Mar, Talagante, Illapel, Ovalle, Limarí, etc., además de La Serena, Coquimbo y Vicuña. Es importante señalar la activa participación de jóvenes universitarixs, que se sumaron a la convocatoria. A pesar de las diferencias, en todos los territorios se comparte la preocupación ante la amenaza de proyectos que potencian el sakeo extractivista, y la urgencia por gestar saberes propios para hacerle frente.

– Las colectividades e individualidades presentes coincidieron en denunciar las formas de operar del extractivismo, destacando cuatro puntos: (a) Por todos los territorios nos encontramos con las mismas estrategias, con las mismas mentiras que se asocian a una “calidad de vida” y a un supuesto enriquecimiento para superar las condiciones miserables en las que el mismo capitalismo nos ha sumergido, un trabajo y enriquecimiento que termina costando salud, vida y dignidad; (b) La expansión extractivista va asociada a la promoción del trabajo asalariado que esclaviza nuestras vidas y culturalmente nos domina, insertando en nuestra cotidianeidad un orgullo por ser esclavos. En esta línea, entendemos que no todo trabajo dignifica; (c) Los procesos de devastación no reconocen fronteras al momento de depredar la naturaleza, pero aun así posicionan discursivamente sus mentiras desde el desarrollo y progreso económico de los estado-nación, por lo que nuestra lucha por la defensa territorial debe romper cercos fascistas e identitarios utilizando como arma la solidaridad y el apoyo mutuo en horizontalidad a los territorios; (d) Múltiple son las estrategias de ‘pacificación social’ usadas para desinformar, enajenar y anestesiar a las comunidades durante el proceso de inserción de un proyecto de devastación. Por lo tanto, entendemos como un proceso vital la necesidad de indignarnos y generar procesos de destrucción creativa para hacer frente a la pasividad imperante. ESTA LUCHA ES POR LA VIDA Y ES URGENTE. Subvertir los discursos, generar contrainformación y estrechar lazos de solidaridad con los distintos territorios es una de las formas más efectivas para generar acción directa y ataques certeros contra la violencia desarrollista y colonial.

– Las jornadas lograron visibilizar a nivel local y nacional el rechazo al Túnel de Agua Negra, obra estratégica de IIRSA-COSIPLAN. En este sentido, las jornadas fueron un espacio de difusión de las implicancias geopolíticas de esta obra y también de problematización sobre la posibilidad de las resistencias en una sociedad neoliberal. En este punto fue fundamental el dialogo con compañerxs que enfrentan otros proyectos IIRSA-COSIPLAN, principalmente en Valparaíso.

– La toma del Campus Isabel Bongard de la ULS, fue un acto político de apropiación de un espacio público para instalar el debate en torno a los proyectos IIRSA-COSIPLAN, en particular el Túnel de Agua Negra. Revindicamos la decisión de tomar dichas instalaciones, las que fueron entregadas en perfectas condiciones una vez finalizada las jornadas. Hacemos un llamado a lxs compañerxs de todo Chile a apropiarse de los espacios públicos, cada vez que sea necesario. Valoramos el esfuerzo de las bases estudiantiles anticapitalistas movilizadas, que lograron ocupar el espacio y ponerlo a disposición de las jornadas.

– En relación a la toma, también señalamos que esta surge por la necesidad de desarrollar con el máximo rigor de seguridad y optima capacidad logística los procesos de defensa territorial y articulación de fuerzas. Entendemos la toma de este establecimiento educacional como una forma de acción directa contra el adoctrinamiento impulsado por la academia neoliberal. Aclaramos que nuestras acciones son motivadas por la autodefensa, pues vivimos en una sociedad que nos violenta con las múltiples facetas de la desigualdad y el autoritarismo. En esta ocasión, debimos enfrentarnos a la inactividad y pasividad de los cuerpos estudiantiles que no cuestionan la violencia estado-empresarial, ejecutada cotidianamente sobre los territorios y sobre nuestros cuerpos.

– Las jornadas fueron pensadas como un espacio de solidaridad, autogestión y apoyo mutuo, que compartimos transversalmente con niñxs, jóvenes y adultxs; por lo mismo se prohibió la presencia de alcohol y humos. Sin embargo, el ambiente de trabajo y camaradería fue amenazado por pequeños grupos, externos al encuentro, que insistían en trasgredir el espacio. Denunciamos el actuar de estas personas, pero también aclaramos que sus provocaciones y acciones no lograron empañar el trabajo que ahí se realizaba.

– Las jornadas se realizaron de forma paralela a la reunión del Programa Territorial de Integración (PTI) Túnel de Agua Negra, en el que participan tecnócratas de Chile y Argentina. Para mostrar nuestro rechazo a estas instancias realizamos una intervención por las calles de La Serena. Consideramos lograda la denuncia de los Estados corruptos que se articulan para este proceso de devastación. Estos personajes fueron interpelados frente a la Intendencia Regional mientras realizaban sus gestiones de avance técnico, posteriormente realizamos concentraciones informativas acompañadas de una marcha por el centro de la ciudad, obstaculizando el tránsito, alterando el orden de la ‘ciudad neoliberal’ y dejando sin capacidad de reacción a las policías.

– Durante los días del evento se interpeló a las autoridades universitarias sobre su rol en los estudios asociados al Túnel de Agua Negra, y en general, sobre su participación en proyectos extractivistas. Denunciamos a la Universidad de La Serena por colaborar con el proceso de devastación de nuestros territorios, forjando cuadros y actores neoliberales. Sin embargo, la institución no se ha posicionado frente a esta denuncia, ni frente a la discusión sobre el rol que, siguiendo la lógica consultorial, cumple en la reproducción del modelo capitalista. En cambio, sí ha emitido numerosos juicios con respecto a la toma del establecimiento por parte de sus bases estudiantiles. Por lo que hacemos un llamado a denunciar públicamente el manejo comunicacional y el sesgo de información a conveniencia que ha desarrollado la institución y sus directrices, que a la vez son respaldadas por algunos estudiantes, quienes se reivindican como clientes de la educación neoliberal.

– El día 27 de septiembre, mientras participábamos de conversatorios con la Asamblea en Defensa de la Cuenca del Elki, los tecnócratas de IIRSA-COSIPLAN sorpresivamente realizaron reuniones con juntas de vecinos de Vicuña, buscando apoyo local al proyecto Túnel de Agua Negra. Denunciamos que dichas reuniones fueron con un selecto grupo de miembros de la comunidad y que, además, eran desconocidas incluso para algunas autoridades. Esta fue una “jugada sucia”, que da cuenta de prácticas de control social, basadas en la manipulación de las comunicaciones y de las circunstancias. Reiteramos nuestra solidaridad con quienes se organizan por la defensa del Elki, territorio que además es amenazado por el proyecto Alturas de la transnacional Barrick Gold.

– Desde el inicio de las jornadas, debimos enfrentar el actuar irresponsable de los medios de ‘desinformación masiva’ que centraron su atención en la toma del campus, invisibilizando las jornadas. A pesar de eso, salieron a la luz pública ligeros esbozos de información sobre el desarrollo de las jornadas, logrando así una cobertura mediática que instaló en la discusión pública el tema de la defensa territorial y específicamente las obras IIRSA-COSIPLAN. Gracias a los medios contrainformativos logramos contrarrestar la parcialidad de los medios locales.

– Asociado al punto anterior, denunciamos los intentos sistemáticos de deslegitimar el trabajo de las jornadas a través del uso mal intencionado de las redes sociales. En particular denunciamos a quienes irresponsablemente difundieron un video descontextualizado en el que se expone un menor. Como se señaló anteriormente, las jornadas se plantearon desde su inicio como un espacio de trabajo y camaradería que promovía la participación de niñxs y adultxs. Sobre esta lamentable situación, aclaramos que varixs niñxs participaron de un taller donde podían dibujar y pintar, además de participar en actividades recreativas con malabares. En ese contexto, y mientras se desarrollaban paralelamente talleres de agroecología y debate conceptual, un pequeño grupo de jóvenes vulneraron violentamente el espacio apropiado para las jornadas, rompiendo las cadenas que delimitaban la toma e ingresando al parque, pasando a llevar el acuerdo respecto al consumo de alcohol y humos. Frente a esta provocación, compañerxs de la toma asumieron la autodefensa del espacio. Rechazamos el actuar de estos jóvenes, que abusando de las redes sociales tergiversaron lo ocurrido victimizándose en una situación que ellos mismos provocaron y que finalmente no pasó a mayores. Rechazamos los comentarios fascistas y patriarcales a los que dio origen la difusión mal intencionada de estos minutos de grabación. Solidarizamos con lxs compañerxs expuestos en dicho video, especialmente con la compañera y su hijo. A pesar de esta situación seguiremos promoviendo la participación de niñxs en todo tipo de actividades orientadas a la autoeducación, más aun cuando se trata de la defensa territorial.

– Finalmente, aprovechamos este comunicado para expresar nuestro apoyo al pueblo hermano mapuche, que está viviendo una de las más grandes arremetidas político-policiales y militares de los últimos años. Solidarizamos directamente con quienes se declaran en rebeldía y guerra constante contra la herencia colonial. La realización de las jornadas también estuvo orientada a nutrir la discusión y acción que genere condiciones favorables para la realización del proyecto de recuperación territorial, cultural y revolucionario de la gente de la tierra. Si el weichan florece en wallmapu, el semiárido germinará. En cada solsticio y equinoccio nos nutriremos de rebeldía. Nuestra lucha es por la recuperación de nuestras vidas como parte de la Ñuke Mapu y sus autonomías.

 

Colectividades e individualidades participantes de las
“Jornadas por la defensa de los territorios… Fuera IIRSA-COSIPLAN”